Cómo cortar queso de forma profesional

13 octubre, 2020

Cortar queso es un arte que debemos dominar para disfrutar al máximo de sus cualidades, aroma y sobre todo su sabor. Dependiendo del tipo de queso, existen distintas técnicas que todos podemos dominar con un poco de práctica. ¿Quieres saber cómo cortar queso de forma sencilla? Te contamos todo lo que necesitas saber en este artículo.

Cómo cortar queso según su forma

Antes de empezar a cortar, es importante fijarnos en el tipo de queso y su curación. Pero el factor más determinante es la forma. Las presentaciones más habituales son las siguientes:

Quesos redondos y pequeños

Los quesos redondos y planos de tamaño pequeño y de consistencia cremosa se cortan como si se tratara de una tarta. Haremos cuñas partiendo desde el centro de la pieza hasta los bordes. Para evitar que el queso se pegue al cuchillo, es aconsejable humedecer el cuchillo con agua caliente y secarlo para que la hoja adquiera temperatura.

Quesos redondos y grandes

Este tipo de quesos, si tienen una textura cremosa se cortan en porciones grandes con forma de cuña que luego dividiremos en triángulos del mismo tamaño. Al igual que los anteriores, es recomendable que la hoja del cuchillo esté algo caliente para evitar que se pegue.

Quesos de rulo

El más habitual es el rulo de cabra. Estos quesos son muy sencillos de cortar, solo hay que hacer medallones de un grosor de uno o dos centímetros, si los vamos a consumir tal cual o un poco más gruesos si vamos a pasarlos por la plancha.

Quesos frescos

Para los quesos Frescos , Si son redondos, cortamos cuñas desde el centro y hasta los bordes. Si son cuadrados, en lonchas lo suficientemente gruesas para que no se doblen.

Como cortar queso de cabra

Los quesos curados y semicurados de cabra,se empiezan cortando en primer lugar el queso en dos mitades, de forma transversal. Una vez cortado en mitades, haremos cuñas y cada cuña se corta en lonchas triangulares que procuraremos que no sean ni muy finas ni muy gruesas. Los cortes se realizan desde la corteza hasta el pico de la cuña.

Quesos azules

Se cortan en cuñas y cada cuña se divide en otras más pequeñas. Para ayudarnos a que las cuñas sean regulares, apoyamos por su lateral más ancho.

Quesos en barra

Los quesos de barra Son muy sencillos de cortar. Solo tendremos que hacer lonchas cuadradas siguiendo la forma del queso.

Quesos de bola

Este tipo de queso se puede cortar en daditos o bien primero en cuartos de los que iremos cortando lonchas que tendrán forma de media luna.

Quesos muy duros

Variedades como el parmesano no permiten hacer lonchas, ya que se desmigan. Es mejor cortarlos en lascas o trozos irregulares o simplemente rallarlos.

Quesos especiales

Hay quesos, que por sus características, debemos presentar de una forma muy determinada. Por ejemplo, el queso de tetilla se debe cortar con un cuchillo de hoja plana y ancha, tipo cebollero.

El queso Tete de moine se corta con un aparato especial llamado girolle con el que se raspan unas virutas con forma de flor. La torta del Casar se abre por arriba, como si tuviera una tapadera, y se raspa.

El cuchillo adecuado para cada queso

Existen distintos tipos de cuchillos especiales y corta quesos que nos ayudan a cortar de forma rápida y fácil los distintos tipos.

  •  Las liras para queso se parecen a las de repostería y sirven para quesos blandos y quesos azules.
  •  Los cuchillos de doble mango son perfectos para cortar quesos grandes y duros.
  •  Los de hoja perforada evitan que el queso se pegue al cuchillo.
  •  También existen corta quesos, muy típicos en el norte de Europa, que consisten en una espátula con una cuchilla central con la que sacar lascas de queso. Aunque con un poco de maña, cualquier cuchillo bien afilado que tengamos en casa nos dará buenos resultados.

Cómo puedes presentar el queso

El queso es perfecto para tapear o servir como aperitivo o como protagonista de una cena ligera. Las tablas son una forma fantástica de presentar distintos tipos de quesos. Puedes ordenarlos de menos a más curados y acompañarlos con distintos tipos de pan, regañás o picos.

Incluye en tu tabla algunas guarniciones que potencien el sabor del queso. Los frutos secos son perfectos para los quesos curados y semicurados. Una mermelada de frutos rojos o un puñado de frutos del bosque como grosellas o arándanos son ideales para acompañar quesos de cabra.

Las aceitunas y el aceite de oliva virgen extra también dan un buen punto como acompañamiento de una tabla de quesos completa y de estética cuidada.

Ya sabes cómo cortar el queso según su forma, su nivel de curación y su consistencia. Una buena selección de quesos de calidad gusta a todos y forma parte de una alimentación equilibrada.

¿Te animas a dominar las técnicas para cortar queso como un gourmet?

 

Entradas destacadas

Cómo cortar queso de forma profesional

Cómo cortar queso de forma profesional

Cortar queso es un arte que debemos dominar para disfrutar al máximo de sus cualidades, aroma y sobre todo su sabor. Dependiendo del tipo de queso, existen distintas técnicas que todos podemos dominar con un poco de práctica. ¿Quieres saber cómo cortar queso de forma sencilla? Te contamos todo lo que necesitas saber en este […]...
Beneficios de la dieta mediterranea

Beneficios de la dieta mediterranea

Los beneficios de la dieta mediterránea son muchos, ya que se trata de una forma de alimentarse en la que priman productos de temporada, frutas y verduras, pescados y lácteos de calidad. La dieta mediterránea está reconocida por la UNESCO como parte del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. En este artículo, vamos a conocer mejor […]...