Queso para niños : por qué el queso es saludable para los niños

11 noviembre, 2020

A todos nos preocupa que nuestros hijos estén bien alimentados, y el queso es un alimento ideal para los niños que, además de gustarles mucho, es básico en una dieta equilibrada. Hoy os proponemos ideas de recetas con queso para niños con las que disfrutarán de forma saludable.

Por qué el queso es saludable para los niños

El queso es un lácteo lleno de propiedades beneficiosas para el organismo. Su alto contenido en proteínas de calidad lo hace perfecto para la etapa de crecimiento. Es un alimento rico en minerales como el calcio, el potasio, el magnesio y el fósforo. El aporte de calcio es fundamental para el correcto desarrollo de huesos y dientes. Además, el queso es saludable para niños porque es buena fuente de vitaminas como la A, la D y algunas del grupo B.

Los bebés no deben tomar queso hasta los doce meses, pero a partir de esa edad, es interesante ir diversificando su dieta y que prueben nuevos sabores. Esto ayudará a que sean adultos que coman de todo tipo de alimentos.

Normalmente, los niños prefieren los quesos frescos, tiernos y semicurados, ya que su sabor y textura es más suave. Además, los quesos frescos y tiernos son perfectos, ya que tienen menos sal y menos grasas que los curados o viejos.

Recetas con queso para niños: algunas ideas

Si pensamos qué preparar con queso, no tenemos que quedarnos solo en el típico bocadillo. Existen muchas ideas sanas para introducir este lácteo en la dieta de toda la familia y es que el queso es un alimento muy versátil. Por eso, os vamos a dar algunas ideas de recetas con queso para niños fáciles de preparar, incluso con su ayuda. Esto es muy interesante, ya que al implicarlos en la elaboración de los platos, contribuimos a su educación nutricional.

Fingers de mozzarella al curri con salsa de yogur

Para esta receta usamos uno de los quesos que más gustan a los niños. Para que sean más sanos, los hornearemos en lugar de freírlos.

Ingredientes

  • Mozzarella en barra
  • Curri
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pan rallado
  • Huevo
  • Yogur griego sin azúcar
  • Limón
  • Comino
  • Perejil

Elaboración

  • Cortamos el queso con forma de palitos. Con una brocha de silicona, untamos el curri con aceite de oliva para que se quede fijado en el queso.
  • Pasamos los fingers por el huevo batido y pan rallado.
  • Horneamos a 180 grados hasta que estén dorados, unos 12 minutos.
  • Mientras se hacen, preparamos una salsa batiendo el yogur con el perejil, un chorro de aceite de oliva, limón al gusto y un toque de comino.
  • Servimos calentitos acompañados de la salsa.

Brochetas de queso fresco, mango y fresas

La combinación con queso fresco es perfecta para que coman fruta. Hemos optado por queso fresco de Burgos, pero se puede preparar también con queso fresco de cabra y usar otras frutas de temporada.

Ingredientes

Elaboración

  • Cortamos las fresas en mitades y las maceramos con unas gotas de vinagre, una cucharada de agua y la cucharadita de azúcar vainillado.
  • Mientras las fresas maceran, cortamos el queso fresco en dados de tamaño bocado.
  • Cortamos el mango en dados y en una sartén muy caliente, los salteamos.
  • Montamos las brochetas alternando fresas, mango y queso.
  • Servimos con un poco del caldo de macerar las fresas para salsear las brochetas.

Lasaña de calabacín y queso

En esta receta sustituimos la pasta por láminas de calabacín y la bechamel por huevo batido.

Ingredientes

Elaboración

  • Con ayuda de un pelador o una mandolina, cortamos el calabacín a lo largo en finas tiras
  • En una sartén, sofreímos los champiñones con la cebolla. Cuando estén pochados, añadimos el tomate frito y reservamos.
  • Rallamos el queso y reservamos.
  • En una fuente para horno ponemos una primera capa de calabacín, una de sofrito y otra de queso rallado. Alternamos capas y terminamos con una de calabacín.
  • Batimos el huevo y le añadimos un poco de sal y el orégano. Terminamos la lasaña con la capa de huevo y espolvoreamos el queso rallado.
  • Horneamos a 180 grados durante 15 minutos y otros 5 de gratinado.
  • Servimos caliente.

 

El queso es un buen alimento para niños, siempre que no se abuse de él y se recurra a variedades bajas en grasa. Con estas recetas saborearán distintos tipos de queso, pero seguro que se te ocurren otras buenas ideas con las que comerán queso de forma sana.

Entradas destacadas

Queso para niños : por qué el queso es saludable para los niños

Queso para niños : por qué el queso es saludable para los niños

A todos nos preocupa que nuestros hijos estén bien alimentados, y el queso es un alimento ideal para los niños que, además de gustarles mucho, es básico en una dieta equilibrada. Hoy os proponemos ideas de recetas con queso para niños con las que disfrutarán de forma saludable. Por qué el queso es saludable para los niños […]...
Intolerancia a la lactosa síntomas

Intolerancia a la lactosa síntomas

Son muchas las personas que padecen intolerancia a la lactosa, pero esto no significa que no puedan disfrutar del queso si este producto lácteo es de su gusto. En el mercado existen cada vez más quesos a los que se les aplican ciertas técnicas capaces de eliminar la lactosa o que, sencillamente, se elaboran sin […]...