Cuáles son los quesos que puedes comer durante el embarazo

15 diciembre, 2020

El queso es uno de los alimentos más completos y populares de nuestra dieta. Por sus propiedades nutricionales y beneficios, es un lácteo muy sano que podemos disfrutar a todas las edades.

Sin embargo, el queso es uno de los alimentos con los que surgen dudas durante el embarazo. Lo cierto es que no hay que renunciar a sus beneficios durante la gestación; lo importante es conocer qué quesos puede comer una embarazada sin que supongan un riesgo para su salud y la de su futuro hijo.

Por qué se dice que es incompatible el queso con el embarazo

Existen multitud de quesos que son perfectamente seguros durante el embarazo. Solo debes tener en cuenta algunos aspectos importantes.

El mayor riesgo para la salud asociado al consumo de queso es la listeriosis. La listeriosis está provocada por una bacteria denominada listeria monocytogenes, que se transmite mediante el consumo de algunos alimentos.

En el caso de los quesos, la listeria puede aparecer en los quesos hechos con leche no sometida a un proceso de pasteurización, es decir, de leche cruda. La pasteurización de la leche impide que proliferen esta y otras bacterias perjudiciales y algunos patógenos. Por esto, muchos médicos desaconsejan comer quesos elaborados con leche no pasteurizada.

Además, puede existir una mayor contaminación, si los quesos no están muy curados, ya que al tener más agua, pueden proliferar las bacterias.

¿Cómo distingo si el queso está hecho con leche pasteurizada?

Lo habitual es que encuentres esta información en la etiqueta de cada queso. Elige siempre marcas de confianza que garanticen todas las medidas higiénicas y sanitarias en la fabricación de sus quesos.

Si la etiqueta no refleja esta información, puedes ponerte en contacto con los fabricantes, aunque en España los quesos elaborados con leche cruda deben incluir esta información y además pasar por un proceso de maduración de al menos 60 días.

Qué quesos puede comer una embarazada

Si te gusta mucho el queso, ¡tranquila! Puedes disfrutar con total seguridad de todos los quesos elaborados a partir de leche pasteurizada. El tipo de leche no es tan importante como el hecho de que haya pasado por un proceso de pasteurización.

Por tanto, encontramos queso de cabra que se puede comer en el embarazo, de vaca, oveja o mezcla.

El queso curado de cabra, mezcla y de oveja, además ha perdido gran parte del agua de su composición, por lo que se puede degustar durante el embarazo siempre que esté hecho con leche pasteurizada. Ten en cuenta que hay quesos curados que parten de leche cruda, como es el parmesano y, aunque la curación elimine muchos riesgos, siempre es mejor no consumirlos para estar segura al cien por cien.

El queso apto para embarazadas es, por tanto, aquel que se ha hecho con leche pasteurizada, independientemente del animal del que provenga la leche.

Los más populares son:

  • El queso fresco se puede consumir en el embarazo al igual que el queso crema siempre que estén elaborados con leche pasteurizada
  • Quesos como la mozzarella, pecorino, provolone o mascarpone.
  • Quesos semicurados y curados de vaca, mezcla, cabra y oveja hechos con leche pasteurizada.
  • Quesos de las variedades edam, gouda o emmental.

Hay que tener en cuenta que durante el embarazo no se deben consumir las cortezas del queso, por la proliferación de mohos y bacterias.

Si pensamos en sus cualidades nutricionales, el queso aporta calcio y otros minerales y vitaminas muy beneficiosos. Durante el embarazo hay que preferir quesos que no aporten demasiado sodio y aquellos con menos grasas, para evitar un aumento de peso perjudicial.

Quesos que debe evitar una embarazada

Todos aquellos que estén hechos con leche cruda, es decir, que no haya sido pasteurizada.

Por tanto, si estás embarazada debes evitar estos quesos:

  • Parmesano.
  • Quesos blandos madurados, aunque se hayan hecho con leche pasteurizada: es el caso del brie, el camembert. Aquí podemos establecer una excepción, si los hemos cocinado previamente con altas temperaturas.
  • Quesos azules: roquefort, cabrales, gorgonzola.
  • Quesos frescos y de Burgos elaborados con leche cruda.

Como has podido comprobar, el queso y el embarazo son compatibles. Solo debes tener la precaución de consultar las etiquetas para saber si están hechos con leche pasteurizada.

En Palancares tenemos un amplio surtido de quesos aptos para su consumo en el embarazo, tanto curados de cabra y oveja, como semicurados y frescos. Disfruta del mejor sabor y de todas las propiedades del queso durante tu embarazo con total tranquilidad.

Entradas destacadas

Cenas ligeras con queso en verano

Cenas ligeras con queso en verano

Las cenas ligeras con queso en verano son las más recomendables ya que, con las altas temperaturas y los días tan largos, lo que más nos apetece es hacernos es un plato de fácil digestión. Lo más recomendable es cenar alimentos frescos y de rápida elaboración para que esto no nos suponga un obstáculo y […]...
La denominación de origen y nuestro queso D.O

La denominación de origen y nuestro queso D.O

La denominación de origen es el nombre por el que se identifica un producto de un punto determinado, cuyas características y calidad son gracias a dicho lugar y factores naturales, así como humanos, donde se ha llevado a cabo. Es un sistema que se utiliza en nuestro país para el reconocimiento de una calidad diferenciada […]...